Mi primer reportaje de boda en Castell d’Empordà no podría haber ido mejor. Una pareja americana, con raíces Chinas y muchas ganas de pasarlo bien con sus amigos y familiares más cercanos.

Cuando Rumi me escribió desde San Francisco no pude más que alegrarme: por fin podría trabajar en el Castell d’Empordà! Que ganas tenía desde que lo vi por primera vez. En mi opinión, es uno de los sitios más bonitos que tenemos para celebrar una boda. Un castillo en pleno Empordà!

¡Un vestido increíble y un equipo fantástico!

El vestido de Rumi fue una de las sorpresas del día. Un vestido hecho a medida, con encajes muy trabajados que le daban un aire de novia de revista. 

Esta vez compartimos boda con Happy Endings Bcn y Best Day Ever se encargó de la decoración floral.

 

Comments
Add Your Comment

CLOSE MENU