EL ÁLBUM DE BODA

EL COMPLEMENTO PERFECTO

Una vez leí que la fotografía no tiene sentido si no la sacas de la cámara o de la pantalla en nuestros días. No puedo estar más de acuerdo. Creo que pocas cosas me disgustaría más perder que la caja que tengo llena de fotografías impresas de toda la família. Sin ningún orden, sin reglas, las fotos una a una para poder verlas en cualquier momento. Siempre pienso que no tengo suficientes.

Es por esa razón por la que siempre recomiendo imprimir un álbum de la boda. Para sacar las fotos de la pantalla, para tocarlas, verlas, hacia adelante o hacia atrás, una y otra vez, olerlas, respirarlas.

Trabajo con álbumes de gran calidad y portadas recubiertas de lino, como los grandes libros de fotografía de toda la vida. Estos también son los que me inspiran a la hora de maquetar el álbum. Espacios en blanco, fotos grandes, que sean las imágenes las que hablen por si solas. Menos es más en este caso.

¿Como se diseñan los albums?

Tenemos dos opciones en este caso.

  1. Yo elijo las fotos y maqueto un primer diseño del álbum. Os lo envío para que lo veáis y si queréis hacer algún cambio lo hacemos. Una vez lo tenemos lo mandamos a imprimir.
  2. Vosotros elegís las fotografías de la galería que tendréis con todas vuestras fotos. Debéis elegir unas 100 fotos. Un vez las tenéis, me las pasáis y yo maqueto el álbum. A partir de aquí el proceso es el mismo.

La primera opción suele ser la elegida por casi todas las parejas. La segunda suele ser un poco más largo.

Yo siempre os daré mi opinión, sea cual sea el proceso que sigamos. Mi intención es que todo fluya con naturalidad y sea un proceso agradable de principio a fin para que tengáis un recuerdo genial de todo.

CLOSE MENU